lunes, 12 de marzo de 2007

VARIANTE DE LA TRISTESSE









como si al apagar una pequeña llama
con las yemas de los dedos
concibes un nuevo silencio destinado a otro
y los resquicios del invierno dejan de serlo,
la luz crepuscular
invade las estancias bañándolas de distancia

sólo quedan cuerpos entrelazados hablándose en la noche

1 comentario:

Sergio dijo...

Contradictorio ese diálogo poético entre oscuridad y luz, entre invierno y primavera, con todas las connotaciones posibles de ambas estaciones.

La palabra tristesse siempre me lleva la novela de Françoise Sagan y la película de Otto Preminger,Bonjour tristesse, sólo que allí el viaje era inverso, de la luz a la oscuridad.

Estupendo blog el tuyo!

Un beso