miércoles, 19 de noviembre de 2008

en aquel pais......



En aquel país los hombres caminaban de espaldas, cuando la ira los contenía lo hacian a cuatro patas. Intuían en el fluir diario al resto de viandantes, se los cruzaban por la calle pero no hacia falta girar la cabeza.


En aquel país no conocían la electricidad y miles de luciérnagas iluminaban las esquinas de cada avenida encerradas en peceras de cristal.


Y cuando gire la cabeza no me convertí en estatua de sal.

No hizo falta.

7 comentarios:

yolareinaroja dijo...

¡Bien! Pues espérote.

Ana dijo...

Me gusta lo de las luciérnagas :P
Un beso Luci-érnaga

yolareinaroja dijo...

Luci, en marzo seguramente editemos disco, así que podrás, imagino, comprarlo en la fnac o tiendas similares. De momento, en nuestro myspace puedes oír cosillas y descargarlas.
B7.

www.myspace.com/liulla

L. dijo...

Adivino que aunque andáramos al revés, todos seríamos desconocidos (así que nosotros no tenemos necesidad de girarla, ¿no?)

El encantamiento es mutuo, así que re-encantado.

(PD: Soy un Hitler de las faltas de ortografía, no te lo tomes a mal, te lo digo porque de hecho me gustaría que a mí me lo dijeran, falta una tilde(que no acento, error muy común) en "gire" supongo...)

Lulú dijo...

Hoy cruzas las calles llenas de masa inerte y ovejas blancas y no hace falta siquiera caminar de espaldas para no ver...cuántos giran la cabeza para ver lo que hay al otro lado?
Gracias por pasarte por mi libro de arena y dejarme la llave para entrar en tus círculos concéntricos...

Versosoy dijo...

Lulú he podido por fin regresar a tu blog que ya carga en mi ordenata sin problemas. Está precioso, un diseño exquisito. Un besote enorme.

Lulú dijo...

Te he enlazado en mi blog como Lucita pero...cual es tu verdadero nombre? jeje