martes, 7 de diciembre de 2010

Y PARECE PENUMBRA





Barrer la voz que apenas nos pertenece,
sabiendo que alumbramos un desastre.

Llueve, tras el frágil augurio
mientras la penumbra y la hojarasca
que imitan el canto,
esconden su universo oxidado. El vuelo

y su constancia de migración,
pertenecerán a otro gesto.

Tu voz no anidará en mi garganta.