lunes, 14 de noviembre de 2011

GIRAR EL AIRE


















Girar el aire, extraerlo
del pozo de tu vientre.

Mordiste la constancia 
de pertenecer al eco
y yo, que ahora 
vigilo todos los puentes
que maldecías
en nombre de tanta pena.

Girar el aire, arrancarlo
de tanto aliento.

Consagrar tu voz, 
en el hueco blanquecino 
donde yacen las serpientes.

Girar el aire.