miércoles, 11 de enero de 2012

FUGA




Sobre la tierra desnuda,
desaparece el amparo que imagina el sol del invierno.
Sobre la tierra desnuda,
la ciudad se hunde, haciendo crecer la espera.

El insomnio que planea en los días que regresamos a la infancia,
trae un cielo limpio, como las ideas descalzas
que sobrevuelan la locura. Esa que nada excluye.

Sobre la tierra desnuda,
he venido a bañarme. En las profundidades de cada rostro.
Sobre la tierra desnuda,
odiaré, haber perdido la niñez que maldije.

2 comentarios:

el maquinista ciego dijo...

...sorprendentes hechos observamos dentro y fuera de este tren en las últimas horas: las dos últimas entradas de mi blogroll son tu Fuga y el Punto de Fuga de Aka, yo sólo pienso en huir hacia donde gira la sombra (mientras aquí gira el aire), y mi entrada y mi sentir de los últimos días parten de la necesidad de renacer, renovarme, y volver a ese momento de la niñez en que estamos desnudos y somos lo que nos da la gana............

Meternura dijo...

Me gustan sus poemas, volveré más despacio y comentamos.

Un saludo.